Acertijos difíciles

Un relojero está experimentando con dos relojes inusuales: ambos muestran 24 horas. Uno de ellos se mueve al doble de velocidad. El otro, cuenta las horas hacia atrás, pero a la velocidad normal. Ambos tienen la hora correcta a las 13 en punto.
¿A qué hora vuelven a coincidir ambos relojes?

Durante cada hora, un reloj se mueve dos horas hacia adelante y el otro una hacia atrás, así que la diferencia entre ellos asciende a tres horas.
Tras ocho horas, tendrán una diferencia de 24. Es decir, mostrarán la misma hora. Ocho horas después de las 13 son las 21. A esa hora, ambos relojes volverán a coincidir, dando lugar a que este fenómeno ocurra nuevamente a las 5 de la mañana.